Para el pintor, el Charro y la Escaramucera el Lienzo es su espacio.

En estos momentos es una reinvención personal, dedicarme a escribir y fotografiar el momento exacto va más allá de ser un reportero. Me considero un narrador de la tradición mexicana, de la expresión pura del mexicano que ya no es criollo, ni mestizo, un nacido en esta patria que conoce la historia de su origen y está orgulloso de ella.

Mis servicios son personales porque quiero trabajar para difundir este aspecto de la cultura nacional, por ello no soy fotógrafo social, captura la historia en una imagen y pretendo difundirla para el conocimiento de todos.